Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘lionel messi’

En medio de toda la “fiebre Messi”, el más ubicado de todos y el que más tiene los pies sobre la Tierra es el propio Lionel, que tiró esa frase en una entrevista publicada hoy por el diario Sport, y que pueden leer haciendo clic aquí.

Anuncios

Read Full Post »

Es notable el nivel que está teniendo Lío en Barcelona.

Ayer, brindó una lección práctica de cómo es el fútbol bien jugado, y llegó a los 8 goles en la última semana (6 por la Liga y 2 por la Champions league).

Ojalá se mantenga y pueda explotar con la camiseta argentina en Sudáfrica.

Read Full Post »

Francisco Schiavo es periodista y uno de mis compañeros de trabajo en la redacción de La Nación Deportiva y canchallena.com.

Tuvo la suerte de ser el enviado especial del diario a Dubai, para cubrir el Mundial de Clubes que disputa, entre otros, Estudiantes de La Plata y Barcelona de España, que hoy se juega su pase a la final (donde ya espera el Pincha) ante Atlante de México, un equipo comandado por Santiago Solari, que puede tanto complicar y eliminar a los catalanes, comoperder por goleada. No hay, al menos desde mi punto de vista, término medio.

Además de sus crónicas, “Pancho” envía unos relatos que forman parte de los típicos recuadros titulados “De viaje”, donde se habla de aspectos de “color” que vive durante su cobertura.

En este caso, el texto narra un diálogo que mantuvo con un taxista en Abu Dhabi.

Ojalá les guste.

¿Quién es Messi?

Por Francisco Schiavo / Enviado especial

ABU DHABI.– Salvo algunas excepciones, los taxistas son generadores de conversaciones por naturaleza. Aquí y en cualquier parte del mundo. En inglés o en español, siempre hay algo de qué hablar con ellos. O de qué enterarse… Son como una especie de psicólogos urbanos al alcance de la mano. Si hasta ya se hicieron varios programas de TV en el mundo con esa temática.

Los taxis van y vienen a una alta velocidad en Abu Dhabi. Hay dos clases: unos grises y amarillos, con autos últimos modelos y choferes pulcros, y otros blancos, no tan nuevos y con conductores más arriesgados y gruñones, que, por ejemplo, se fastidian hasta los gritos cuando se les pide una factura. “¡No, ticket; no, ticket!”, se empecinan, por más que después los hagan de puño y letra.

A favor del manejo rápido habrá que decir que por aquí no hay calles estrechas ni laberínticas, por lo menos en los puntos cruciales de la ciudad. Casi todas son avenidas con tres o cuatro carriles y la circulación se hace muy fluida, incluso pese a las serpenteantes rotondas que matizan las rectas. Las bocinas no se usan. Tanto que en cuatro días no se oyó ninguna. Ayuda mucho que las cuadras son mucho más largas que en la Argentina y que las manzanas son como una especie de bloques.

La conversación con Jesús, un simpático chofer filipino, empieza mientras acelera su Mitsubishi. Habla en inglés porque dice que no recuerda demasiado el español. La charla se vuelve entrecortada hasta que él pregunta la nacionalidad de los enviados. “Oh, argentinos… Maradona, el mejor del mundo”, dice y sonríe, mientras mira por el espejo retrovisor. Una respuesta previsible: “Ahora el mejor del mundo es Messi”, agrega el cronista. No entiende la situación y baja el volumen de la radio, que había quedado fija en la FM 106.0, que pasaba temas melódicos y pop todos en inglés. Jesús se sorprende y sorprende: “Messi, ¿who’s Messi?” (¿Quién es Messi?). Y no se rinde. “Ahora no veo mucho fútbol. Vi el fútbol de antes.” Hasta que el destino, el centro de prensa de la FIFA en el estadio Mohammed Bin Zayed, corta la charla.

Sí, Jesús es uno de los pocos: para él, Messi y Maradona por ahora no tienen comparación. Ni esta enterado de la existencia de Leo. Y lo confirma con un brazo fuera de la ventana y un saludo enérgico: “¡Maradona, Maradona!”.

Read Full Post »

Está más que claro que el del sábado ante Brasil no es un partido más. Ni para la selección argentina, ni para Diego Maradona.

El actual técnico del equipo nacional jura y perjura que lograremos una victoria en Rosario, que “si ganamos estamos en Sudáfrica” y se ha escuchado decir a Javier Zanetti que “un triunfo nos dará un gran impulso anímico para lo que viene”.

Sin embargo, nadie ha oído hablar a los protagonistas, ni ningún periodista se ha animado a preguntar qué pasa si Argentina pierde ante Brasil, una situación probable en cualquier ámbito, en cualquier momento histórico, en cualquier torneo y en cualquier partido.

Como todos sabemos, el fútbol tiene tres resultados posibles: ganar, empatar y perder. Y este sábado, o en cualquier otro partido que uno vea o dispute, de cualquier deporte (salvo el básquetbol y algún otro donde no hay igualdad), no será la excepción.

Que quede claro que quien esto escribe cree que el sábado la Argentina gana, que estando entre la espada y la pared, el equipo va a reaccionar, que puede ser la gran noche de Messi, agrandado aún más por jugar por primera vez en su ciudad y ante su gente, y que tal vez Palermo sea la carta ganadora, gracias a sus certeros cabezazos ante la eternamente floja defensa verdeamarelha, y amparándose en que no sólo tiene de hijos a los brasileños, sino que a lo largo de su carrera siempre ha convertido goles importantes y decisivos, que en la última década le han dado a Boca títulos nacionales e internacionales.

¿Pero es tan dramático pensar que si no le gana a Brasil la Argentina se queda afuera de Sudáfrica 2010?

En la parte anímica será, sin dudas, un golpe duro. Sin embargo, lejos de generar roces y rispideces, el 1-6 ante Bolivia ha unido al plantel más que nunca. Entonces, ¿por qué ahora eso cambiaría?

A partir del domingo quedarán tres partidos de eliminatoria: Paraguay afuera, Perú adentro y Uruguay de visitante. Los tres partidos son “ganables”, al igual que el del sábado. Lo mismo que un hipotético repechaje contra un equipo de la Concacaf.

Tal vez lo más importante del clásico contra Brasil sea el cómo y no el cuánto.

Será una gran ocasión para ver cómo actúa este plantel ante un rival de jerarquía (nada menos que el pentacampeón del mundo) y un momento para analizar “dónde estamos parados”.

Si se gana, seguramente se desatará una fiesta en las afueras del estadio, a menos que los hinchas rosarinos sean millonarios y puedan pagar las bochornosas cifras de las entradas ($100 la popular).

Lo más importante del sábado es que Maradona encuentre el equipo, que los once que salgan a la cancha dejen todo y que hagan el mejor papel posible.

Habitualmente, eso desemboca en un triunfo. Aunque siempre hay que tener en cuenta que el fútbol es impredecible, que el rival también juega, que puede hacerlo mejor que nosotros, y que también quiere ganar.

Read Full Post »

A pesar de lo que digan en diversos medios de todo el mundo, Lionel Messi no fue el mejor jugador de la final de la Champions League.

Si se viera ese partido con tranquilidad y enfocándose sólo en su actuación, podrá notarse que tuvo poca participación, que tocó el balón en ocasiones que bien podrían ser enumeradas con los dedos de la mano, y que durante 70 minutos, como bien describió Marcelo Gantman durante la cobertura que realizamos desde LaNación.com, siempre buscó la jugadita personal que dé vueltas durante semanas por You Tube.

messi

Pero a los 70 minutos, Lio encontró un centro enviado por Xavi, gran figura del partido junto a Iniesta, y, como ya se había pasado en el cálculo inicial, acomodó su cuerpo hacia atrás, quedó suspendido en el aire a lo Michael Jordan y, de cabeza, se la mandó a guardar a Van der Sar, autor de una caripela inolvidable que podrán apreciar mejor si amplían la foto que ilustra este post.

Con ese gol, el del 2 a 0, el del campeonato, Messi se hizo hombre. Se metió en la historia grande de este Barsa inolvidable, que le llenó los ojos a los líricos que pregonan el fútbol bien jugado por sobre el resultado, y también le llenó los bolsillos de estadísticas y títulos a los resultadistas, a los que pregonan ganar de cualquier manera.

“De eso no se vuelve”, analizó Gantman en su comentario post partido. Y mucha razón tiene.

Como era de esperar, los inconformistas no esperaron ni 10 segundos de terminada la gran final en Roma para pensar: “Ahora le falta dar la vuelta en Sudáfrica 2010 con la Selección”. Pero si eso sucediera, éstos luego dirán: “Ahora le falta ser campeón como DT, como Maradona (en el hipotético caso de que Diego sea el técnico en el próximo Mundial)”. Para éstos, también “le falta” el Mundial de Clubes (en diciembre tendrá otra chance), la Cola Libertadores, la Copa América, la Copa Sudamericana y un torneo argentino, entre tantas otras competiciones…

A Messi no le falta nada, o casi nada. Después de salir campeón del mundo, goleador y figura del Sub-20 de 2005, campeón de la Liga de España en 2005, 2006 y 2009, la Supercopa de España en 2005 y 2006, la Copa del Rey en 2009, la Champions League en 2006 y 2009, y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, no cabe duda que una consagración mundialista (sea en 2010, 2014, 2018 ó 2022) sería la gran frutilla del postre para su carrera, pero si no se diera, nadie podría cuestionar su enorme carrera, más allá de su envidiable colección de títulos con tan corta edad.

Lo único que le falta a Messi para tener una carrera prolongada es aprender a cuidar su cuerpo, víctima de muchas lesiones en relación a su corta carrera profesional. Ese es el foco en donde perfeccionarlo como futbolista. Que aprenda a conocer su cuerpo y sus limitaciones.

Por todo lo demás, Messi es, a los 21 años, un futbolista consagrado en todo sentido. Y, desde el miércoles, dejó de ser una joven promesa para convertirse en un hombre.

Read Full Post »

messi_guardiola

¿Quién dijo que no se podía jugar (y tal vez, ganar) dos torneos a la vez? Barcelona rompe todos los libros, e incluso suma un campeonato más a sus competiciones de la temporada 2008/2009.

No sólo se conformaba con humillar a Real Madrid en el Santiago Bernabeu dando cátedra de fútbol y superándolo 6 a 2 (aunque pudieron ser 10), y encaminarse de manera merecida al título de la Liga de España.

Tampoco era suficiente llegar a la final de la Copa del Rey, en donde el próximo miércoles 13 de mayo definirá el trofeo con el Athletic de Bilbao.

Debió sufrir, eso sí. Recién en el último minuto del partido de vuelta de la semifinal ante Chelsea, Iniesta clavó un derechazo inatajable que se convirtió en el 1 a 1 y en el pasaporte a Roma, para disputar el próximo 27 de mayo la final de la Champions League contra el Manchester United, actual campeón de Europa.

Este equipo de Barcelona (que ilusiona, que llena los ojos de fútbol, que es una maquinita, un relojito, un ejemplo. Que es, en definitiva, el mejor equipo del mundo en la actualidad) puede lograr en 15 días, tres títulos:  el 13 la Copa del Rey, el 27 la Champions League y antes del 31 de mayo (última fecha), la Liga de España. Impresionante.

Cabe la posibilidad de que pierda uno o todos los títulos en juego. Pero en nada cambiará lo realizado hasta ahora.

Cuando alguien quiera explicar cómo se juega bien al fútbol, todo se resume en una frase: Mirá cualquier partido del Barcelona de la temporada 2008/2009 (el 6 a 2 a Real es el máximo ejemplo, pero vale cualquiera).

Gracias Barcelona, por tanto fútbol.

Read Full Post »

maradonaArgentina goleó 4 a 0 a Venezuela por las eliminatorias sudamericanas 2010, en el partido que marcó el debut oficial de Diego Armando Maradona como DT del equipo nacional.

Los goles albicelestes fueron de Messi (gran pase de Tévez), Tevez (gran centro de Messi), Maxi Rodríguez (gran fortuna en el rebote que descolocó al arquero rival) y Agüero (gran jugada personal, con velocidad, gambeta y enganche).

El partido fue un baile de novela, y Venezuela esto muy lejos del aceptable nivel que venía mostrando en estas Eliminatorias, e incluso en la Copa América que organizó hace casi dos años. Para ser francos, el equipo “vinotinto” que pisó esta tarde el Monumental pareció de los ´80 / ´90, época en la cual esa selección terminaba siempre en la última colocación de las posiciones, y el máximo objetivo era el de intentar hacer un gol. Ni siquiera pudo con eso este sábado.

Lionel Messi usó por primera vez la camiseta número 10, y tuvo una actuación sobresaliente. Activo, rapidísimo, desequilibrante, goleador. Sólo le falta jugar más en conjunto para rendirle más a, justamente, el equipo, y hacer la individual cuando la jugada realmente lo requiera.

Más allá del párrafo dedicado al “Pulga”, lo que se notó en el césped del Monumental es que Maradona ha logrado que la Selección recupere el amor por la camiseta, el sentimiento de dejar todo por los colores, sudar hasta la última gota y, también vale aclararlo, evitar los roces. Salvo algún que otro reclamo de Mascherano, casi ningún futbolista argentino se quejó ante el árbitro, algo que acontece casi todos los domingos en el torneo vernáculo.

El punto flojo, tal vez, fue otra vez la defensa. Siguen existiendo errores que contra Venezuela pueden ser corregidos en el acto, pero que contra Brasil son gol en contra, o en un Mundial pueden dejar al equipo eliminado. De hecho, el 1 a 0 nació de un embrollo innecesario creado por Zanetti en el costado izquierdo del área de Carrizo, y que el propio Pupi pudo reparar e iniciar ese gran contragolpe que culminó con la doble pared de Messi con Tévez, y la posterior definición de Lio. Por suerte, el miércoles contra Bolivia vuelve Demichelis, titular indiscutido en este plantel.

La renuncia de Riquelme “simplificó” el regreso de Maradona al Monumental. El hecho de que varios hinchas riverplatenses se pusieran del lado de DT en ese “affaire” permitió que prácticamente todos olvidaran aquellos agresivos gestos obscenos que Diego dedicó a “las gallinas”, en una de sus últimas visitas al estadio de River, allá por el 25 de octubre de 1997, día en que jugó su último partido oficial y que terminó 2 a 1 a favor de Boca.

Precisamente, la ausencia del 10 de Boca no se extrañó. Sin embargo, debe decirse que a este equipo le hace falta un jugador que sepa hacer la pausa cuando el partido y/o el rival lo requiera. Venezuela no es parámetro, pero durante los primeros 25 minutos, al equipo se lo notó voluntarioso, con ganas y con actitud, pero bastante desordenado a la hora de la creación. De los que están en el plantel, Juan Sebastián Verón, bien puede cumplir ese rol.

Por último, e imaginando comentarios al respecto, es necesario dejar en claro que Venezuela forma parte de una serie de equipos que generan injunticia a la hora de un análisis. Si Argentina hubiera perdido, empatado o ganado por la mínima diferencia, hubiera habido voces del estilo: “No podemos ganarle cómodo a Venezuela”. Y ahora, con el 4 a 0 consumado, habrá quienes declaren: “Todo bien, ganamos 4 a 0, pero del otro lado estaban los venezolanos, que no existen”.

Con esta goleada, Argentina suma 19 puntos y quedó segunda en las posiciones, a cuatro unidades de Paraguay (23), que perdió 2 a 0 con Uruguay (16) en Montevideo. En el otro partido de este sábado, Colombia (14) venció 2-0 a Bolivia (9) y se reacomodó en la dura lucha por llegar a Sudáfrica 2010.

Para este domingo están programados los choques entre Perú (7) y Chile (16), y Ecuador (12) con Brasil (17).

Crédito de la foto: LaNación.com

Read Full Post »

Older Posts »